martes, 31 de diciembre de 2019

Libros leídos en el 2019


Enero
La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada - Gabriel García Márquez
- El marqués y el sodomita: Oscar Wilde ante la justicia - Merlin Holland
- Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes - Elena Favilli y Francesca Cavallo
- La nariz - Nikolai Gogol

Febrero
- Llámame por tu nombre - André Aciman

Marzo
- Poemas de amor - Alfonsina Storni
- Haikudo - Vicente Haya
- Haiku de las cuatro estaciones - Matsuo Bashō

Abril
- Plural de nadie: Aforismos - Fernando Pessoa
- Carta a un niño que nunca nació - Oriana Fallaci
- Amores imperfectos - Hiromi Kawakami

Mayo
Abandonarse a la pasión: Ocho relatos de amor y desamor - Hiromi Kawakami
- Por trece razones - Jay Asher
El cielo es azul, la tierra blanca - Hiromi Kawakami
- Cartas de amor - Mark Twain
- Algo que brilla como el mar - Hiromi Kawakami
- Diario de Bergen-Belsen: 1944-1945 - Hanna Lévy-Hass
- Coplas a la Muerte de Mi Tia Daniela - Manuel Vázquez Montalbán  
- Vidas frágiles, noches oscuras - Hiromi Kawakami 

Junio
El señor Nakano y las mujeres - Hiromi Kawakami
Versos de un joven poeta - Rainer Maria Rilke
- Higiene del asesino - Amélie Nothomb
Julia Bride - Henry James
- Reencuentro - Margaret Deland
- Poemas franceses - Rainer Maria Rilke
Tokyo blues - Haruki Murakami
- El funeral de Lolita - Luna Miguel
- A dos metros de ti - Rachael Lippincott

Julio
- Carol - Patricia Highsmith
Nubes de Kétchup - Annabel Pitcher 
- Y por eso rompimos - Daniel Handler 
- El chico que amo a Ana Frank - Ellen Feldman
- El tiempo entre nosotros - Tamara Ireland Stone
La lluvia en tu habitación - Paola Predicatori
La chica del cumpleaños - Haruki Murakami
- Lo bello y lo triste - Yasunari Kawabata

Agosto
¿Qué tengo de malo? - María José Caro 
Little Nightmares #1 - John Shackleford
Little Nightmares #2 - John Shackleford
- El amante - Marguerite Duras 
Las cosas que no nos dijimos  - Marc Levy
- La tumba de las luciérnagas - Akiyuki Nosaka
Diarios - Fernando Pessoa

Septiembre
- Cartas a Ofélia - Fernando Pessoa
Mis memorias - Violeta Friedman
João e Maria - Neil Gaiman
- 42 poemas - Fernando Pessoa
En tierras bajas - Herta Müller
No, mamá, no - Verity Bargate
Pedro Páramo - Juan Rulfo
Beniche, el niño de nadie - Dolors Garcia i Cornellà
Asesinos en serie - Robert K. Ressler
Atentado - Amélie Nothomb
Anatomía de las distancias cortas - Marta Orriols
- Querido nadie - Berlie Doherty

Octubre
El hombre del traje negro - Stephen King
- Mis memorias - Roman Polański
El adulto - Gillian Flynn
Carta al padre - Franz Kafka
Divas rebeldes - Cristina Morató
Volverán a por mí - Josan Hatero
Grace Kelly - Donald Spoto
Antologia Poética - Juana De Ibarbourou
Siempre hemos vivido en el castillo - Shirley Jackson
- El visitante - Alma Maritano

Noviembre
- Las ventajas de ser invisible - Stephen Chbosky
- La extraña desaparición de Esme Lennox - Maggie O´farrell
Diccionario de las cosas que no supe explicarte - Risto Mejide
- Reencuentro - Fred Uhlman
- Cambiemos el mundo - Greta Thunberg

Diciembre:
Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 2 - Elena Favilli y Francesca Cavallo
- Piscinas vacías - Laura Ferrero
- Cartas - Jane Austen
- Sauce ciego, mujer dormida - Haruki Murakami
- Cómo explicarte el mundo, Cris - Andrés Aberasturi
- El banquero anarquista - Fernando Pessoa
- La hora del Diablo - Fernando Pessoa
- Mi pie izquierdo - Christy Brown



Libros leídos: 78

sábado, 28 de diciembre de 2019

Citas: Diccionario de las cosas que no supe explicarte - Risto Mejide


"Esto no es un diccionario. Para empezar, porque no me he puesto de acuerdo con nada ni con nadie para escribirlo. Como te imaginarás, aquí detrás no hay estudiosos, ni académicos, ni gente que sepa de lo que habla".

"Aquí estoy yo solo con mi ignorancia de costumbre y mi incapacidad para casi todo. Con una mano en el corazón y la otra en los huevos, no vaya a ser que no acabe escribiendo lo que me salga de ambas partes".

"Tampoco te creas que si escribo “las cosas que no supe explicarte”,eso significa que ahora ya de repente haya descubierto cómo darles explicación.
Es más bien al contrario. Las escribo ahora porque ya claudiqué. Así, cada término es una nueva derrota. Cada línea es partido de vuelta. Y cada punto final, una prórroga que ya no será".

"No supe explicarte tantas cosas. No supe explicarte por qué cortamos. 
No supe explicarte por qué me enamoré de ti. No supe explicarte por qué te ha tocado un padre como yo. O un amigo. O un marido. O un conocido. O un ex.
Da igual. El caso es que no sólo he fracasado explicando el porqué de las cosas. Tampoco he sabido explicarte el cómo. Ni el cuándo. Ni el con quién".

"Aquí tienes 44 años de intentos emocionales y sentimentales resumidos en frases, definiciones y sentencias más o menos acertadas, eso ya lo decidirás tú. Porque estoy seguro de que si hiciéramos una encuesta a la población sobre cada uno de estos conceptos, obtendríamos tantas definiciones como individuos encuestados. Y ése es el poder de las palabras importantes. 
Que tratando de definirlas, en realidad son ellas las que acaban 
 definiéndote a ti".

Abrazo:

"Un abrazo se gesta como quien gesta un descendiente. A base de tiempo, de cariño, de mucho cuidado y de mucha atención. Ni se puede ni se debe abrazar pensando en otra cosa, porque acaba siendo contraproducente. 
Por eso se le llama dar un abrazo. Porque se cede en adopción cada vez que se produce para que el otro lo haga crecer, aunque sólo sea en su recuerdo".

"Al final, el abrazo es al espíritu lo que el cargador al móvil.
Si alguna vez te lo olvidas, o te lo prestan, o estás jodido".

Acróbatas:

"La vida nos tira cosas
y vamos agarrando
las que podemos
mientras vamos soltando
las que decimos perder.

Con todas ellas intentamos un show
sin saber cómo nos tratará el público
ni el guión".

Actualizar:

"Abandonar un sueño es morirse por fascículos.
Sustituirlo por otro es aprender que hay que ir completando la colección".

Adaptarse:

"No confundir con conformarse.
Adaptarse es dejar que la vida haga nuestro trabajo.
No hacerlo es dejar que la muerte siga con el suyo".

Adiós:

"Quién abandonó a quién.
Ésa es la jodida pregunta, la que ni tú ni yo podemos contestar.
Y no podemos porque no queramos.
Porque ya nos va bien poder echarle la culpa al otro".

"Las relaciones que acaban sin culpable acaban siendo víctimas de sí mismas.
Y eso ya no hay despedida que lo arregle".

Alegría:

"La alegría es felicidad de bolsillo, contenturas para llevar.
No creo en la gente que sonríe constantemente, así sólo consigues acabar poniendo cara de imbécil y encima tomarnos por imbéciles a los demás.
Por eso tampoco creo en la felicidad como concepto, pero sí en la alegría como actitud".

Amigo:

"Existen básicamente 2 tipos de amigos. Los que ya te han decepcionado los que todavía no han tenido la oportunidad. La diferencia, como ves, la línea divisoria, estará siempre en ti y en tus expectativas. Porque esperar algo de alguien suele ser una invitación para que te decepcione".

Amor:

"Véase odio".

Angustia:

"Angustia es todo lo que tú y yo sabemos, no porque yo me lo haya inventado, sino porque me lo contaste tú, sentada en esta misma mesa, en un momento de fortaleza que tú creíste de debilidad".

"Angustia es que tú no abras los ojos. Angustia es que él te los vuelva a cerrar".

"Angustia es tener que hacer como si nada.
Y saber que en el fondo es como si todo".

Aprender:

"Digamos que el aprendizaje es el polvo, mientras que la sabiduría es ya una relación seria".

Artista:

"Un artista es alguien que pretende dejar el mundo más bello de lo que se lo encontró.
Otra cosa es que lo consiga".

"Adolf Hitler quiso ser pintor.
Mussolini lo intentó con la poesía.
Fidel Castro estudió para actor.
Y Stalin pudo haberse dedicado a la moda, si no hubiese sido porque nadie lo quiso contratar.
Conclusión, hay algo mucho peor que un artista fracasado.
Un artista frustrado".

Autenticidad:

"La autenticidad es la materia prima de la que está hecho el largo plazo.
Si quieres que algo dure, hazlo auténtico.
Sin trampa ni cartón.
Sin tratar de aparentar otra cosa.
Sin mayor pretensión, lo que hay es lo que ves.
Hacerlo así tampoco te garantiza el éxito. Pero no hacerlo sí te garantiza el fracaso".

Autoestima:

"Aunque no lo creas, es tu primer amor.
El primero en aparecer cuando tú quieres bien y el primero en irse cuando te quieren mal.
Aparece antes de poder amar a nadie y desaparece antes de que te des cuenta de que no te aman a ti".

Barba:

"Y diez. Estética. Cuanto más me tapo, más guapo me veo. Es una realidad que me hizo ver mi madre y a la que me he ido acostumbrando. Qué le vamos a hacer".

Belleza:

"Nacemos bellos.
Bellísimos.
Casi perfectos.
Es el cumplir años lo que nos va llenando de defectos.
De imperfecciones.
De cicatrices.
Y un día, por la razón que sea, descubrimos que no gustamos a todo el mundo.
O que igual no somos tan bonitos como nos habían dicho.
Y ese día…
Ese día nace la belleza de verdad.
Es la belleza que sólo ve el que sabe mirar.
Es la belleza que no va con el código genético.
Sólo se entiende y se enciende desde los ojos de los demás.
De algunos demás.
Esos mismos que al final harán que nuestra vida… valga la pena".

Bien:

"El bueno es la intención. El malo es el obstáculo.
Ambos forman el yin y el yang de cualquier narración.
Por eso la felicidad, en sí misma, sólo sirve para ser vivida, jamás para ser contada".

"No hay mejor aburrimiento que el que se da entre 2 seres que se hacen
bien.
No hay mejor silencio que el que no es incómodo.
No hay mejor compañía que la que no necesita nada de ti.
Tan solo que seas.
Tan solo que estés".


Bondad:

"Me preguntas qué es lo que más me gusta de ti.
Pues no son tus ojos, aunque a menudo me vuelva loco ante su inmensidad.
Tampoco son tus labios, aunque ya sea capaz de subirme a ellos con aparente facilidad.
No es nada de tu cuerpo, aunque se trate de un parque de atracciones al que me subiría una y otra vez repitiendo cada atracción".

"Así que sí, que el envoltorio atrae, pero no retiene".

Buenísimo:

"Si alguien canta como el culo, mejor dile que tiene una voz peculiar. 
O que te has divertido.
Si no sabe moverse, dile que su dinámica es algo incomprensible para ti. O que no te ha llegado.
En definitiva, si está haciendo el ridículo, jamás le digas que se detenga, eso es una falta de respeto, tú dile que respetas que haya gente a la que le guste".

"No, querido. Así no le hacemos ningún favor a nadie.
Si me huele el aliento y tú no me lo dices, no sólo me estarás engañando, sino que estarás siendo cómplice de mi hundimiento, y lo estarás siendo por omisión. Si no me ayudas o envías a un especialista, seguiré por ahí creyendo que mi boca huele a rosas y la gente seguirá evitando el cara a cara sin yo saber el porqué.
Hay algo peor que un cabrón que nos dice algo que no nos gusta: un cabrón que NO nos lo dice".

"Eres lo que dicen los demás de ti cuando te has dado media vuelta".

Cambio:

"Movimiento que no supimos ver entre un antes y un después".

Capullo:

"No confundir con gilipollas".

Carácter:

"El carácter es la capacidad de decir NO.
Existen básicamente 2 etapas en la vida: aquella en la que te dicen que no, y aquella en la que eres tú quien dice que no. La velocidad con la que pases de una a otra es lo que llamamos progreso".

"Contrariamente a lo que nos enseñaron en el colegio, aprender no es memorizar y la educación no es obediencia".

"El carácter es el hermano cabrón de la inquietud. El carácter descarta y la inquietud propone. Por eso, junto al carácter, deberás fomentar tu inquietud.
Engánchate a aprender cosas nuevas cada día. Pregúntate y por qué no más a menudo. Sobre todo allí donde haya alguien preguntándose por qué".

Caricia:

"Una caricia es un beso dado con cualquier parte del cuerpo menos con la boca.
Se suele dar con la punta de los dedos, que es por donde se nos escapan las cosas que jamás tuvimos".

"Lo importante de una caricia no es con qué se da.
Lo importante es siempre hasta dónde llega".

Casting:

"Dar una segunda oportunidad es bueno si y sólo si ha pasado tiempo.
Las personas no es que cambien mucho, pero sí lo hacen sus circunstancias, y eso nos obliga a actuar de manera diferente. O no".

"Si hace demasiado tiempo que no pides perdón, eso es que no te estás moviendo demasiado, o lo que es lo mismo, eso es que te estás quedando atrás".

Cita:

"Convención de inseguridades".

Creatividad:

"Creatividad es mirar hacia donde todo el mundo mira y ver lo que nadie más ve".

Cuerpo:

"El envase más transparente que existe".

"Al final, lo que le haces al cuerpo se acaba reflejando por dentro. Y lo que se ve de tu cuerpo no deja de ser resultado de todo lo que has ido colocando en tu interior".

Culo:

"Para tener la boca muy grande hay que tener el culo muy limpio.
Mi abuela dixit".

Cultura:

"Tener cultura es superar la fecha de tu nacimiento.
Crear cultura es superar la fecha de tu muerte.

Quien ni tiene ni crea, ni nace, ni muere.
Simplemente, no está".

Deseo:

"Mínima expresión del pensamiento genital. Consecuencia lógica y dramática de que nuestra sangre no pueda estar en 2 sitios a la vez".

Desierto:

"No somos más que envases, vasijas, continentes. Y como buenos continentes, nos pasamos la vida en busca de contenidos que nos hagan sentir llenos, realizados, con sentido. Da igual si son libros, películas, series, viajes, recuerdos, proyectos o relaciones que podamos vivir en primera persona.
Somos historias, al fin y al cabo".

"Lo que no entiende mucha gente es que la soledad no tiene nada que ver con estar solo. La soledad es estar vacío por dentro".

"Al final, como decía el poeta, la vida es eso que pasa mientras tú haces otras cosas. Yo aún diría más. Creo que la vida es lo que nos ocurre entre espera y espera. Lo demás son desiertos que pasamos entre la última página de una historia que acaba y la que nos va a volver a emocionar.
Desiertos que nos hacen estar vivos.
Desiertos que nunca hay que dejar de cruzar".

Desproporción:

"La estupidez, como el amor, es sólo una cuestión de desproporciones.
Donde hay cualquier cosa desproporcionada, detrás hay un estúpido, un enamorado, o una peligrosa combinación de las dos".

Dolor:

"La felicidad no se acumula, el dolor sí".

Enamorarse:

"Mentirse a uno mismo a través de otro que también se miente y te miente a ti sin saber que os estáis mintiendo.
Y a todo eso, encima, llamarle amor verdadero".

Escribir:

"Si no sabes cómo te sientes, escríbelo y lo descubrirás".

Eutanasia:

"Cómo puedes decir que vives en libertad si no te dejan morir cuándo y cómo te dé la gana.
Ya no es una cuestión de morir dignamente, sino de respetar la vida de principio a fin.
Sí, también esto es válido para el suicidio".

Eyacular:

"Derramar promesas por los genitales".

Fatiga:

"¿Te quieres cansar conmigo?
(No me mates, éste tampoco es mío.)"

Felicidad:

"Lo lamento mucho si has acudido a esta palabra buscando una fórmula, una receta, una solución. Lo siento, no te la voy a dar, porque no la tengo. Es más, si alguien te dice que la tiene, desconfía, o mejor aún, huye.
Lo que sí he aprendido con los años es que facilidad y felicidad sólo difieren en 1 letra y es por algo. Tampoco es casual que una vaya antes que la otra en éste y en todos los Diccionarios".

Frustración:

"Una frustración es un miedo al que hemos decidido renovarle el pasaporte".

Fuerza:

"La fuerza es el verdadero timón de tu vida. Si sabes realmente hacia dónde te diriges, no habrá nada ni nadie que pueda apartarte de tu camino. O podrán hacerlo durante un rato, pero tarde o temprano enderezarás.
El problema surge cuando no lo sabes. Cuando, simplemente, avanzas por avanzar. Vivir por inercia es lo mismo que existir a la deriva. 
Navegas sin timón, y por mucho viento que sople en tus velas, en cualquier momento acabarás estrellándote contra cualquier roca, o peor aún, donde otros decidan por ti.
¿Y dónde está la brújula? ¿Cómo saber hacia dónde poner rumbo? A mí me funciona fijarme en aquello que me da más miedo. El miedo, en estos casos, es eso que te pasa por dentro cuando estás a punto de hacer lo que tienes que hacer".

Generosidad:

"Lo que tú estés dispuesto a dar, te hará feliz.
Lo que el otro esté dispuesto a recibir, te hará rico".

Hijo:

"Tener un hijo es descubrir dentro de nosotros una habitación que no sabíamos que existía y que ocupa más que toda la casa. Es convertirte en secundario de tu propia vida, y hacerlo voluntariamente.
Ser hijo es inevitable.
Ser padre es empezar a entender… y a perdonar".

Honestidad:

"Correspondencia entre lo que se dice y lo que se piensa".

Honradez:

"Correspondencia entre lo que se hace y lo que se dice".

Hospital:

"Hotel de los dolores mudos.
Las palabras más bonitas que alguien te puede llegar a decir no son “te quiero”, ni “te necesito”, ni “te echo de menos”.
Son, más bien, “llévame a un hospital”.

Huida:

"Mudanza de problemas".

Intimidad:

"Hoteles del mundo que queréis ir de modernos.
Tener que cagar junto a la cama no es nada cool.
Hacer el water abierto para que tu pareja tenga que oír cada uno de los
zurullos que tú expulsas de tu ano, no es guay.
Ni minimalista.
Ni zen.
Es, literalmente, una cagada".

Leer:

"Leer es escuchar con los ojos".

Libro:

"Tú descubres el libro, pero el libro también te descubre a ti".

Lluvia:

"El cielo descarga su vejiga sobre nosotros y yo aún no le encuentro la poesía al tema".

Lugar:

"Mira toda esa gente que está ahí
creyéndose
que ya ha encontrado lo que buscaba.
El amor es el único lugar
que se fabrica bajo demanda.
Basta con querer llegar
para haber llegado.
Basta con echar a andar
para ver que no".

Madurez:

"La juventud consiste en empezar las cosas. La madurez, en saber acabarlas".

Matiz:

"Un matiz es el interruptor que lo cambia todo.
La grieta por la que entra esa luz que nos indica el camino.
Por eso, quien mata o ignora los matices suele acabar quedándose a
oscuras.
Encerrado.
Y sobre todo solo.
Muy solo".

Mirada:

"Esa mirada tuya rompió el silencio".

Molestia:

"Si cuando hablas nadie se molesta, eso es que no has dicho absolutamente nada".

Mujer:

"Hermana.
Amiga.
Compañera.
Novia.
Madre.
Amante.
Hija.
Conocida.
Investigadora.
Socia.
Jefa.
Encargada.
Directora.
Autónoma.
O Profesional.

Pero ni objeto. Ni cosa.
Ni novia de. Ni mujer de. Ni expareja de.
Ni madre cuándo. Ni reloj biológico.
Ni tendrá la regla.
Ni cocinera. Ni cuidadora. Ni limpiadora.
Ni mujer al volante.
Ni cobrar menos por currar igual.
Ni ligera de cascos.
Ni calienta-nada.
Ni fácil ni sexo débil.
Ni buscona.
Ni pibón".

Música:

"La música es biografía en pentagrama leída por la nostalgia e interpretada por cualquier víscera, a ser posible, el corazón".

Nostalgia:

"La nostalgia es amor a la distancia".

"No hay amor más grande que el que se tiene hacia algo infinito.
Es el único amor en la vida que nunca deja de crecer".

Ocho:

"Nos hemos abrazado.
Tú buscando algún tipo de protección.
Yo fingiendo que te la podía da".

Odio:

"Véase amor".

Ojos:

"Tú me aseguras
que sólo tienes ojos para mí
y a mí me da
que esos dos tuyos
son demasiado
para una sola persona".

Optimismo:

"Ni medio vacío, ni medio lleno.
Hidratación".

Pareja:

"Dos que se niegan a quedarse en ese número: a veces son menos, a veces son más".

Perdón:

"Eres tan grande como lo que eres capaz de perdonar".

Permiso:

"Nadie te pidió permiso para traerte a este mundo.
¿Vas a andar por ahí pidiéndolo tú?".

Puntualidad:

"La puntualidad es el precio que le pones al tiempo de la persona con quien has quedado. Cuanto más tarde llegues, menos valor le estarás dando a su tiempo, y, por lo tanto, a su existencia en general. De este modo, matas sin su permiso unos minutos de su vida que ya nadie le va a devolver, acercándole a la muerte de manera abusiva, injusta e indigna. Acabas de privar a esa persona de las vivencias que podría haber tenido durante el tiempo que le has quitado sin justificación alguna. Vamos, que acabas de convertirte en un homicida de experiencias ajenas.
Y deberían procesarte como tal".

Quererse:

"Quererse es ponerse detrás de esa persona y descubrir que vas a su lado".

Seguridad:

"1. Has nacido.
2. Te vas a morir.
Todo lo demás, nunca es seguro".

Sobra:

"La última palabra
Siempre
Sobra".

Soledad:

"La soledad es una puta que sólo te cobra cuando no la llamas".

Sonrisa:

"Sonreír es caerle bien a la vida.
Decirle que sí, que ambos sabéis cómo acabará todo esto, pero que tú al menos no te piensas dejar achantar.
Cuando uno sonríe, a la vida se le acaba pegando tu sonrisa.
Y si ella te la devuelve, ya sabemos todos lo que pasa".

Ternura:

"Pasión asexuada".

Todo:

"Tú".

Tristeza:

"La tristeza es un agujero en el alma. Una discontinuidad.
Y como toda rotura, puede que tenga remedio, o puede que haya que tirarlo todo para volver a empezar. Sólo depende de la profundidad del desastre y del hueco generado. Hay tristezas inmensas como un abismo y hay tristezas de usar y tirar.
De cualquier modo, aunque creas que la has erradicado del todo, siempre acaba dejando un poso, una marca, una cicatriz, un cardenal.
Y es que lo que uno va arrastrando por la vida es la tristeza, no la felicidad".

Venganza:

"Tratar de reparar la lavadora estropeando el televisor".




Risto Mejide

martes, 24 de diciembre de 2019

Citas: El visitante - Alma Maritano


"El cielo está nublado y hace frío en esta media tarde de principios de marzo".

"El silencio es ahora tenso como la cuerda de un violín o como la nota más alta de una trompeta".

"Los rostros de chicos y chicas brillan como manzanas que revientan de maduras".

"¡Había cumplido quince años! Un dolorcito, un pellizco en el pecho, hizo que se despertará de golpe. ¡Quince años! ¡Cuánto había esperado los quince! "Ya vas a ver, cuando tengas quince..." "Ahora no, cuando tengas quince..." "¡Eh! ¿Pensás que tenés quince?..." Y bueno, ya estaba".

"Niqui la escucha arrobado y se une al recuerdo:
—Juntábamos pedazos de vidrios y lozas de colores y decorábamos las casitas...
—Pescábamos mojarritas en la laguna...
—Hacíamos una carretilla voladora y nos íbamos a la Luna...
El Marciano no resiste más.
—¡Eh, che! Pará la mano, viejo... Córtenla... A delirar no les gana a nadie... A ver si porque son de un pueblo son unos genios ustedes".

"—Ahí te doy la razón ¿ves? —aprueba el Marciano melancólicamente—. Volver a la casa a estudiar nunca puede ser muy divertido...
—Por eso te digo, lo divertido es participar. ¿No les decía que estamos participando en el proceso económico?
—"Proceso económico!" ¡Hay... que ver!".

"Era menor, y no podía vivir solo todavía. ¡Dios! ¡Cuándo pasaría el tiempo! ¡Y cuándo sería dueño de su vida! Se sentía como un objeto que alguien no se sabía nunca quién, sacaba y ponía de un lugar a otro".

"—Qué cara de inteligente tiene —dice Inés— ¿se fijaron?
—¿No te digo? Tenes que venir de afuera y hacerte el lindo, para que te digan inteligente... ¡Hay... que ver!".

"—¿Pero no se saludan siquiera? —pregunta incrédula Lori, que no entiende como Josefina puede resistir.
—No se niega el saludo a un hermano... —murmura severamente Tamara—, fiel a sus principios de universal hermandad, más firmes, todavía en este caso.
—¡Qué hermano ni hermano! —ondula con vehemencia Josefina— ¿No te acordas más de los que nos hizo el día de la Plaza Pringles? Además...
—¿Además de qué?... —pregunta Lori ansiosamente.
—Además... bueno, se los digo si me prometen que de aquí no sale...
—Pero seguro... Dale, ¿qué paso?
—Que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda...
—¿Y eso que tiene que ver? —la impaciencia de Lori hace callar casi violentamente a Tamara— cállate y deja que cuente".

"—Oigan, che —se enfureció de pronto Anibal—, yo vine a estudiar contabilidad, no a escuchar cantitos idiotas...
—Pero Anibal... —el Marciano ladeó la boca en la más sarcástica de sus sonrisas, por favor, ¿no ves que están hablando "de cosas de la cultura"?
—¡Me voy! ¡No los banco más! —Y Gustavo hizo ademán de ir hacia la puerta.
¿No vas a probar la torta que me va alcanzar ahora mi mamá? —preguntó el Marciano poniendo la cara más estúpida del mundo.
Gustavo se paró en seco.
—Bueno, esta bien —dijo sin darse la vuelta—, por esta vez me quedo, pero si dejan de joder y estudian; yo me tengo que sacar un ocho, che.
—Ocho patadas en el culo te voy a dar si seguís mandándote la parte. ¿Desde cuándo tanto amor al estudio? ¡Un ocho! ¡Hay... que ver!".

"Escribe pronto y cuéntame cosas. Yo... pues lo de siempre, sangre y orina bajo el microscopio... Lo demás, igual. Te abraza fuerte, Pepe".
"Robbie toma lo que le da el otro. Es una fotografía. Allí están Niqui, él y Pablo pescando junto al río. Niqui añade con esfuerzo:
—La sacó el abuelo y la mandó para que te la llevaras...
Los árboles del río, las cañas, los rostros, se vuelven completamente borrosos bajo los ojos llenos de lágrimas del muchacho. Se echa a los brazos del otro sin mirarlo. Niqui hunde la cara en su hombro".




Alma Maritano

viernes, 20 de diciembre de 2019

Citas: El verano - Albert Camus


"No prestemos demasiado oído a quienes proclaman el fin del mundo".

"Las civilizaciones no mueren tan fácilmente y aún cuando este mundo tuviera que desplomarse, ello acontecería después que otros mundos se hubieran hundido. Verdad es que nos encontramos en una época trágica. Pero es asimismo cierto que demasiada gente confunden lo trágico con lo desesperado".

"Existen hoy muchas cosas que merecen tal puntapié". 

"No conquistaremos nuestra felicidad con símbolos".

"Es en vano llorar por el espíritu; basta con trabajar con él".

"La historia es una tierra estéril en donde no crecen los brezos".

"La vida y el pensamiento más ejemplares de estos siglos se resuelven en una orgullosa confección de ignorancia. Al olvidar este hecho nos hemos olvidado de nuestra virilidad".

"Muerto Dios, ya no queda sino la historia y el poder".

"Ningún hombre puede decir lo que es él. Pero ocurre que sí puede decir lo que no es".

"Las obras de un hombre representan  a menudo la historia de sus nostalgias o de sus tentaciones, pero casi nunca su propia historia, sobre todo cuando pretende ser autobiográfica. Ningún hombre se atrevió nunca pintarse tal como es".

"Negar al mundo toda significación supone suprimir todo juicio de valor. Pero vivir, y por ejemplo alimentarse, es es sí mismo un juicio de valor".

"Porque sólo es mala suerte no ser amado y desgracia el no amar. Hoy todos morimos a causa de esa desgracia".

"Sin espacio no hay inocencia ni libertad... La prisión para quién no puede respirar es muerte o locura".

"Siempre tuve la impresión de vivir en alta mar, amenazando, en el corazón de una magnífica felicidad".

"Para huir de la poesía y recobrar la paz de las piedras, se necesitan otros desiertos, otros lugares sin alma y sin recursos".

"¡No ser nada!" Durante milenios este fuerte grito ha levantado a millones de hombres en rebeldía contra el deseo y el dolor".






Albert Camus

lunes, 16 de diciembre de 2019

Citas: Goethe: la pasión equilibrada - Enrique Salgado


"Resulta inefablemente patético imaginar, a través de la niebla del tiempo, los ojos de Goethe arrasados de lágrimas de amor, como cuando una profunda emoción le embargaba contemplando un cuadro o al escuchar una sinfonía. Su sensibilidad agudísima  le impedía, incluso, asistir a los entierro, huyendo del brutal impacto de los sentimientos".

"Ella se llamaba Margarita. Tras los supremos goces experimentados, pronto sintió Goethe que la cruda realidad suele interponerse en el camino de la vida".

"Es una vida amable y nueva para él. Pero como costumbre, nunca olvidará el estudio, ni perderá jamás el tiempo. Comía a las horas de comer, estudiaba las horas de amar".

"Momentáneamente, tuvo que decender al terreno práctico y seguir estudiando Derecho. Estudios que alternaba con su intensa producción poética cuyos versos lee a la patrona, a los amigos, a la propia señora del profesor Böhme. Pero entonces se inicia un viraje en sus gustos literarios y un día destruye todos los escritos en Francfort. Acomete un auto de fe en la chimenea de la habitación de la casa de huéspedes que habita, lo que produjo gran terror a la anciana patrona cuando se vio rondada de humo. Ella veía el humo pero no el fuego. A partir de entonces, el mundo tenía que estar preparado para intoxicarse de salvación con el humo y abrasarse en el fuego que Goethe pronto iba a despedir a través de sus palabras, de su corazón, de su cerebro".

"Terminaron aquellos amores porque tenía que terminar, porque era ley de vida".

"Aquél día su novio no pudo acompañarla y Goethe bailo con Lota, como, en realidad, la llamaban. Pronto su inflamable corazón se sintió tocado por la tan suave melodía de sus ojos azules. Al separarse de ella, ya no pudo olvidarla".

"No cabe decir que este amor es nuevo, porque nuevo es siempre el amor".




Enrique Salgado

jueves, 12 de diciembre de 2019

Citas: Antologia Poética - Juana De Ibarbourou


"Bajo las alas rosa de este laurel florido,
amémonos".

(Amémonos)

"Hoy estoy triste, amor. Hoy tengo el alma
Gris y desmelenada".

(Angustia)

"Hoy estoy triste, amor. Hoy no pretendo
Sentir mi risa.
¡Me endurece los labios
un agror de ceniza!".

(Angustia)

"¡Tanto que tenemos luego que estar quietos,
Tanto que más tarde hay que reposar,
Y desperdiciamos la hora presente
Y nos contentamos sólo con soñar!".

(Ansia de amor)

"Y cuando muera Juanita
a gritos todos dirán
que fue bendito aquel día
ocho de Marzo, San Juan
de Dios, en tierras de Melo
que la historia alabará.
Y ha de dormirse llevando
sobre la mortaja un sol:
el de un amor silencioso
que nadie le adivinó".

(Autorromance de Jauna Fernández)

"Aquel que esperaba
sin saber su cara,
pasó hoy a mi lado
y llevóse mi alma".

(Balada del amor ignorado)

"Alguien me lo dijo
sin voz ni palabra:
—¡Levanta los ojos,
que pasa el que aguardas!".

(Balada del amor ignorado)

"Mas él, sin mirarme,
se adentró a su casa,
sin saber que a rastras
se llevaba un alma.
Me volví tan triste
que lloré hasta el alba,
¡le daría la vida
y él no sabe nada!".

(Balada del amor ignorado)

"¡Te quiero y soy joven, por eso es que tengo
las mismas fragancias de la primavera!".

(Como un ala negra tendí mis cabellos)

"¡Mentira! No tengo ni dudas, ni celos,
ni inquietud, ni angustias, ni penas, ni anhelos.
Si brilla en mis ojos la humedad del llanto,
es por el esfuerzo de reírme tanto…".

(Despecho)

"Me verás reír
viéndome sufrir.
Y tú llorarás.
Y entonces… ¡más mío que nunca serás!".

(El fuerte lazo)

"Llegaste a mí y en ti yo estoy viviendo
y tú viviendo en mí, fiel prisionero,
de este decirte siempre que te quiero
y este probarte que no estoy mintiendo".

(El nudo)

"Siempre, tierno, hacia mí tú estás viniendo.
Siempre voy hacia ti, siempre te espero.
Ya sé está haciendo un nudo este entrevero
en que dos, uno solo estamos siendo".

(El nudo)

"En ti empieza y termina mi universo.
Sea el día solar, o sea adverso,
tú eres su aire, su luz y todo el cielo".

(El nudo)

"He de esperarte siempre más allá de la vida
y más allá del aire y de la sed.
La esperanza de verte llegar
mullirá mi tiniebla".

(La estrella)

"Así, cuando yo muera, he de ser a tu lado
una pequeña llama de dulzura infinita
para tus largas noches de amante desolado".

(La pequeña llama)

"—¿Me amarás? —murmuraste. Lenta y grave
vibró en mis labios la promesa suave
de la dulce, la amable moabita.
Y fue como un ¡amén! en ese instante
el toque de oración que alzó vibrante
la rítmica campana de la ermita".

(La promesa)

"Todo eso yo soy para ti,
mi alma en todas sus formas te di.
Cierva y can, astro y flor,
agua viva que glisa a tus pies,
mi alma es
para ti,
Amor".

(Lo que soy para ti)





Juana De Ibarbourou

domingo, 8 de diciembre de 2019

Citas: Grace Kelly - Donald Spoto


"La idea de que mi vida ha sido como un cuento es, en sí misma, un cuento. 

GRACE KELLY GRIMALDI, princesa de Mónaco, a DONALD SPOTO".

"¡Odio ver cómo el sol se pone / y se hunde en el suelo, / porque puede que alguna noche cálida quede atrapado / y a la mañana siguiente no asome!".

"«Según él, Peggy estaba destinada a ser la estrella de la familia —recordaba Rupert Allan, publicista y buen amigo de Grace, que más tarde se convertiría en el cónsul general de Mónaco en Los Ángeles—. Jack nunca prestó demasiada atención a Grace… La aceptaba, pero no llegó a comprenderla. En cambio, ella lo adoraba y siempre buscó su aprobación»".

"Pequeña flor, eres afortunada… / te bañas en el cálido sol, / y ves el mundo pasar /sin apenas parpadear / mientras otros tienen que esforzarse y luchar / contra el mundo y los pesares / de la vida. // Pero tú también tienes tus batallas para combatir / la fría y desolada oscuridad de cada noche, / de una enredadera mayor que busca crecer / y es capaz de soportar la lluvia y la nieve / y sin embargo nunca dejas que se note / en tu bello rostro".

"Podría pensarse que los padres de Grace se enorgullecían de su parentesco con George, pero lo cierto era que no se mostraban en absoluto entusiasmados con él porque era declaradamente homosexual y llevaba años viviendo con su pareja, William Weagley. En aquella época, tener un pariente homosexual era algo vergonzoso salvo para unas pocas familias norteamericanas ilustradas, y solo se toleraba al hombre que era «sensible» (la palabra en clave que todo lo revelaba) si guardaba en secreto su terrible verdad. Cuando George murió en 1974, la familia no invitó al funeral a Weagley, que tuvo que entrar a hurtadillas en la iglesia y sentarseen un banco del fondo, donde lloró desconsoladamente sin que nadie se fijara en él.
Falleció al año siguiente".

"La vida social de Grace floreció en 1943. En esa época la frase «salir con alguien» no significaba tener relaciones sexuales, sino compartir una serie de actividades inocentes como ir al cine, a fiestas y a bailar".

"«Mi hermana Lizanne solo se enamoró de uno, el chico con quien se casó, pero Peggy y yo nos enamorábamos y desenamorábamos cada día»".

"«Me rebelé contra mi familia y me fui a Nueva York para averiguar quién era yo… y quién no era»".

"«Tengo entendido que algunas de tus amigas de instituto empiezan a salir —le comentó su padre, refiriéndose a la posibilidad de una presentación formal en sociedad, como era costumbre en aquella época—. ¿Tú no quieres salir?»
La respuesta de Grace fue tajante: «Ya estoy saliendo. ¿Crees que para conseguir una cita tengo que recurrir a esas mujeres que venden listas con nombres de chicos y sus direcciones?». Ella tenía otros planes y nada ni nadie iba a detenerla".

"En la fiesta que siguió a la entrega de diplomas se encontraba un joven llamado John Cassavetes, que iba un curso por detrás de Grace y no tardaría en iniciar una importante carrera como actor y director de cine. 
Cassavetes se sorprendió cuando otro alumno le dijo: «Esa Grace Kelly es una monada. ¿No es una lástima que sea tan tímida que nunca vaya a llegar a nada?»".

"«Durante mucho tiempo —recordaba Grace—, estuve en la categoría del “demasiado”: demasiado alta, piernas demasiado largas, demasiada barbilla. Recuerdo que el señor Ratoff no dejaba de gritar: “¡Pero si es perfecta! ¡Lo que me gusta de esta chica es que no es una belleza!”»".

"Fred Coe, que produjo muchos de los trabajos televisivos de Grace, añadía que «poseía talento y atractivo, pero eso era algo que también tenían muchos otros jóvenes intérpretes de teatro que no llegaron a convertirse en estrellas. Lo que la hacía destacar era eso que llamamos “estilo”. No era simplemente otra chica guapa, sino la esencia de la naturalidad… la clase de chica con la que cualquier hombre soñaba casarse. Todos los que trabajábamos con ella la adorábamos. Era imposible estar con Grace sin enamorarse un poco de ella»".

"Si una estrella cinematográfica era alcohólica, drogadicta, infiel a su cónyuge o incluso declarada culpable de un delito, no pasaba nada porque los estudios se ocupaban del asunto. Se sobornaba a la policía, se compraba el silencio de la prensa y se negociaba con los periódicos y columnistas de sociedad lo que estos debían publicar".

"Hacía tiempo que Grace y Gable habían fallecido cuando Ava realizó estas declaraciones que son sumamente ambiguas. «Enamorado» puede significar, aunque no necesariamente, «en la cama»".

"«Cuando era joven, siempre me estaba enamorando de hombres que me daban mucho más de lo que yo les daba a cambio —afirmaría Grace años más tarde—.
Sabía que era inmadura e incompleta como persona, que en realidad estaba tomando y asimilando más de lo que daba. Me parece que esto es algo que les ocurre a la mayoría de los jóvenes. Con el egoísmo propio de la juventud, necesitamos alimentar nuestra mente y nuestro espíritu con lo que cogemos de los demás»".

"En cuanto a Grace, también ella padeció la ira del director. «Estaba muy preocupada con mi papel —comentaba—, sabía lo mucho que había en juego después de Solo ante el peligro y deseaba con toda el alma hacerlo bien, en especial porque a Ford le había gustado mi prueba de cámara y al parecer había visto en mí algo que nadie más había conseguido apreciar. El caso es que un día, durante el rodaje, me gritó: “Kelly, ¿qué demonios está haciendo ahí?”.
»Yo le respondí: “En el guión dice que Linda ha de caminar hasta aquí, darse la vuelta y…”. Él me interrumpió gritando: “¡Muy bien, Kelly, pero estamos rodando una película, no un guión!”.

"Grace recordaba cierta ocasión en que el cineasta quiso burlarse de ella. «Hitch sabía un montón de historias picantes. Un día se volvió hacia mí después de contarle un chiste muy verde a Ray Milland y me preguntó: “¿Está usted escandalizada, señorita Kelly?”. Yo sonreí y contesté: “En absoluto, señor Hitchcock, me eduqué en un colegio de monjas, de modo que antes de los trece ya había oído estas cosas”.
Creo que le encantó mi respuesta»".

"«Un 12 de noviembre, la tierra cobró vida para mí y creó la criatura más bella del mundo: tú. Te quiero, cariño. Te llamaré esta noche»".

"No tenía tiempo para mí, y un día, cuando alguien de una revista me preguntó: “¿Quién   es la verdadera Grace Kelly?”, contesté: “La verdadera Grace Kelly todavía no existe.
Vuelva dentro de diez años y se lo diré. Por el momento sigo intentando averiguarlo”".

"Rainiero reconocía que para él había sido fácil encontrar amantes (al igual que para ella), pero que su «mayor dificultad residía en conocer a una mujer lo bastante íntimamente y durante el tiempo suficiente para saber si éramos almas gemelas a la vez que amantes»".

"Privado del cariño y la atención familiar, el joven Rainiero se entregó a todo tipo de romances y deportes peligrosos, hasta la primavera de 1955, cuando un breve encuentro de treinta minutos con una actriz estadounidense tocó una fibra sensible en su interior".

"Grace no quería que sus amigas más íntimas se enteraran por la prensa. «Me llamó a Nueva York para invitarme a tomar una copa en su casa y me dijo: “Quiero que conozcas a mi príncipe”. Pensé que se refería solo al hombre de sus sueños, claro está, o sea que me llevé una buena sorpresa», recordaba Rita Gam".

"«Nosotros no lo hacemos así», era la respuesta de los miembros del servicio con la que Grace se topaba una y otra vez cuando hacía alguna sugerencia sobre algo tan insignificante como la disposición de la mesa o los arreglos florales. 
Tuvieron que pasar varios años hasta que por fin fue capaz de expresar su opinión y contestar con amabilidad: «Muchas gracias, pero a partir de ahora lo haremos a mi modo»".

"En contra de los rumores que corrieron durante el resto de su vida, su matrimonio fue feliz. «Naturalmente que pasamos períodos turbulentos, como cualquier matrimonio —afirmó Grace—, pero hablamos de las cosas y ninguno de los dos es rencoroso o pone mala cara».Amigas íntimas como Judy Kanter recordaban que Rainiero «era temperamental y de genio muy vivo, y a menudo descargaba su malhumor con Grace porque sabía que ella seguiría queriéndolo. En una ocasión comentó que un buen matrimonio no era una relación eterna y romántica, sino una
larga conversación».Grace amaba a su príncipe: «Me casé con el hombre, no con lo que representaba. Me enamoré de él sin reparar en nada más»".

"Los episodios de depresión profunda fueron infrecuentes, pero, a pesar de su entrega y dedicación al trabajo, atravesó muchos momentos de melancolía y soledad, sentimientos que fueron en aumento a medida que pasaban los años. Ya en el otoño de 1965, al cumplir treinta y seis años, comentó a un entrevistador: 

«No espero ser feliz y no busco la felicidad, así que en cierto sentido se puede decir que estoy satisfecha con la vida. Intento comprenderme, pero también discuto conmigo misma todo el tiempo; por lo tanto, supongo que no estoy en paz conmigo misma. Me quedan muchas ambiciones que aún no he cumplido, y si conservo la salud y la fuerza para levantarme de la cama por las mañanas, puede que consiga realizar alguna»".




Donald Spoto